viernes, 27 de febrero de 2009

COMO UNA PETICION ESPECIAL


Todo parece indicar que le hice química y le resulte un chico simpático desde el primer momento en que nos vimos. A mi también me causo la misma impresión y, aunque no soy de esos tipos que se ilusionan por si solos y sin ningún fundamento, llegue a ver una posibilidad amorosa con significativas probabilidades de éxito. Después de aquel primer encuentro en que quedamos impresionados el uno con el otro, hablábamos por teléfono casi todos los días y salimos a cenar en más de seis oportunidades. Y así, cada encuentro, resulto mas agradable que el otro, hasta que finalmente me dijo, en una inexplicable mezcla de entusiasmo y timidez: “No se como vas a tomarlo, pero quiero pedirte algo muy especial”. Durante los breves segundos que hizo silencio para proseguir el curso de su conversación, pasaron por mi cabeza infinidad de historias y desenlaces, y sonreí al pretender que adivine la verdad de lo que diría. “De repente, lo tomo mejor de lo que tu piensas”, le dije, insinuándole siquiera con lo que yo suponía seria una buena noticia para mi. “Bueno, lo que quiero es que te hagas amigo de mi pareja”. Sentí como si me hubieran echado una cubeta de agua fría, luego de haber permanecido dos horas bajo el sol (situación completamente idílica, tomando en cuenta que duro dos horas secándome delante de mi abanico, mientras me voy vistiendo, luego de una vigorosa ducha):“Aprecio mucho a mi pareja, pero la querría mas todavía si se contagiara de tu chispa, tu entusiasmo y tu sentido del humor”. No puedo recordar si dijo algo mas después de eso, pero estoy seguro de que, aunque así fuera, no lo abría escuchado, porque creo que repentinamente deje de escuchar, de ver y hasta de respirar, durante largo tiempo. Hoy después de tres años, por coincidencia del destino, nos volvimos a ver. Y al igual que en esa ocasión me pidió una petición especial. Y aunque esta vez si era lo que yo me imaginaba, lamentablemente ya no podía servirle de ayuda: Porque ya no conservo mi sentido del humor y no soy tan chisposo, ni entusiasta como en ese entonces.

1 comentario:

VqR dijo...

No puedo evitar reirme de tu 'historia' =D
Pero lo lamento mucho =(
Keep moving on...