lunes, 30 de marzo de 2009

ANGEL, YA NO ERES EL UNICO


Ya estoy de regreso después de un rico fin de semana. Pero que fin de semana cargado de rumba y pachanga(oisteeeeee Domcomde). Me cuentan un pana que la fiesta con Tiesto en el Centro Olímpico se dio a 100 jejeje. Con decirles que todavía a las 5 de la madrugada se estaba brincado.
Yo me fui de resort para variar un poco, aunque me hubiera gustado ir a brincar para el centro olímpico hasta la 19 de la mañana jeje. Por otro lado, no se me puede quedar la entrevista. La semana pasada estuve compartiendo con mi hermana del alma Vanesa Ricart para una entrevista que salio publicada hoy en su espacio. Gracias Vanessa por tal distincion, asi que Timack(del rincón gozoso), ya no eres el único famoso aquí. Aqui esta el link de la entrevista: http://vanessaricart.blogspot.com/2009/03/el-interactivo-de-hoy-blogero-de-la.html
De verdad verdad(como dice mi hermano Erick Taveraz de caja de excape), es un honor para mi estar con ustedes aquí, en nuestro interactivo.

viernes, 27 de marzo de 2009

VIERNES: COMIENZO DE LA DIVERSION

Viernes: el comienzo del bonche. O como diría mi hermanazo Domconde de a lo Ratata: "Hoy se bebeeeeeeeeeeeeeeebe". Siempre lo he dicho, me encantan los viernes. Y es que cuando llega el viernes nos transformamos y la bestia interna se apodera de nosostros, entonces salimos a las calles a devorar y comer gente. Si eres de los que en vez de comer gente buscas algo que hacer para el bonche, entonces te va a encartar esto.

Regresa el gran maestro del "Trance", Dj Tiesto. Esta vez viene promocionando su nuevo disco "In search of sunrise 7". Tiesto se hara acompañar del dominicano Aldo D'Alessandro, uno de los Dj's mas reconocido de nuestro país, junto a los mejores de la electrónica Danny Howells, Sasha, Eric Morillo. Su misión: calentar la pista. Así que si eres amante de la electrónica no te puedes perder a Dj Tiesto y a D'Alessandro en el estadio Olímpico Félix Sánchez este sábado 28 de marzo a las 9:00 p.m. Aun estas a tiempo para comprar tu boleta en Uepa tickets y Movie max. Informate en los teléfonos 809-6208373/549-5556
El bar Espiral, antiguo 8 puertas, esta lleno de actividades. Hoy viernes tiene buena música, comida y un especial de "The one", dos por RD$ 150.00 desde las 8:00 p.m. Mañana sábado se presenta "Gaga la ceja" a las 9:00 p.m.. Y lo que mas me gusta, especial de cervezas bohemia a dos por RD$ 150.00. Espiral esta en la calle 19 de marzo en la zona colonial, entrando por kentuky fried chiken. Lo reconoceran por las puertas que aun conserva. Ahora bien, si todavia no has cobrado, como yo, y no tienes efe, no te caería nada mal date una vueltecita por el colmadon "Doble A" en la avenida Venezuela de la zona oriental, con su especial de cervezas jumbo a RD$ 110.00. En fin esto es solo una aprobadita de lo que sera este fin de semana. Disfrutenlo al máximo y nos vemos el Lunes de nuevo.

lunes, 23 de marzo de 2009

EL SANTO OSCURO


Había un tono de sabiduría en sus palabras que resultaba imposible no recurrir a él para recibir los sabios consejos de una persona que, aunque solo tienes 24 años, parece poseer el don de descifrar todos los misterios y fenómenos inexplicables de la vida. Y aunque no soy de esos chicos que suelen contar sus historias a santos, sabios u oráculos, ya sea por sed de conocimiento o por culpabilidad, tengo que admitir que la fascinación por escuchar su interpretación a mi relato, como si se tratara de un sueño con números y enunciados enigmáticos, me llevo a sentarme a su diestra y revelar algunas de mis historias secretas guardadas en la mística caja de Pandora. Al empezar el relato algo raro sucedió, note que el aire se sentía mas denso de lo habitual, produciendo un ruido extraño, como si los Elfos, guardianes de la caja, estuvieran incomodo por romper mi promesa de dejar esos secretos ocultos. No se si mi mente me jugaba una broma pero me pareció ver como las nueves se reagruparon formando una especie de figura rara, como una clase de monstruo mitológico. Al no percibir ningún gesto de inmutación en sus ojos me di cuenta que todos esos sucesos pasaban desapercibidos a sus sentidos, como si yo fuera el único que podía ver tales cosas. Pese a las advertencias que emanaban de mi mente como una señal divina para que no prosiguiera mi historia, como si mi vida estuviera conectada con unos hilos invisibles a fuerzas místicas del mas allá, proseguí mi historia, desconociendo por completo su reacción. “Quien lo hubiera imaginado” me dijo, como si aquel misterio fuera del todo impredecible, “De las cosas que uno se entera en esta vida”. Al escuchar sus palabras pasaron infinitas ideas por mi cabeza, quede inmóvil, como en estado de parálisis. Tuve visiones, escuche voces, contemple el camino hacia el cielo, se revelo ante mi la cura del sida (lastima que a estas alturas no lo recuerdo), como si la toda mi vida pasara frente a mis ojos. “¿Qué hubieras hecho tú?” pregunte, preparándome para recibir lo que yo entendía que serian las palabras mas sabias de aquel que había recibido las respuestas a las interrogantes del significado de la vida. “Realmente hubiera hecho mas, porque a diferencia de ti, yo soy más cruel, y aunque no me pasan ese tipo de cosas como a ti, en cierto sentido las he experimentado”. No se que resulto ser mas confuso para mí, si el hecho de que él ya había experimentado lo mismo que yo o las razones que lo motivaron a actuar de una manera que sobrepasaba mis acciones, pero sus palabras finales contestaron todas mis dudas. “Soy como un santo oscuro”, me dijo, mirándome a los ojos, y fue entonces cuando comprendí su sabia lección, y termine dándome cuenta de que todos por mas santos que seamos tenemos un lado oscuro en nuestro interior.

lunes, 16 de marzo de 2009

ATRAPADO POR EL SELLO DEL ORICALCOS

Aunque me encantan esos cuentos de hechiceros antiguos, brujos, hadas y magia, debo admitir que no soy un fiel creyente de que la realidad a veces converge mezclándose con un mundo paralelo donde lo místico se convierte en real y lo inexplicable empieza a tener sentido. O al menos eso creía, puesto que ya no estoy tan seguro de distinguir la linea donde lo real se separa de lo imaginario o lo ficticio. No logro entender el como ni el porque. No recuerdo exactamente lo que cautivo mi curiosidad en el primer momento, ni mucho menos las razones que motivaron mi regreso, pero lo cierto es que desde aquel día no he podido dejar de ir ni de pensar en ello. Cada segundo que transcurre su magia me encierra mas y mas, sin que mis sentidos construyan algún tipo de resistencia. Es tan confuso. Los pensamientos se hacen borrosos, se mezclan con esa sensación misteriosa que pasaba desapercibida a mis sentidos, a mis instintos, producto del ecepticismo que me caracterizaba antes de poder entender su gran misterio. A veces pienso que mi memoria me juega una broma, como cuando le rebatamos un caramelo a un niño indefenso, o a lo mejor es su poder ancestral el que me impide remontarme al principio, a aquel momento en el que me hizo su exclavo voluntario, rompiendo todo esquema lógico. Jamas imagine que desde aquel día seria un fiel sirviente de esa costumbre que hasta el día de hoy permanecían carente de toda razón creíble alguna, y que de no ser por las circunstancias de la vida seguiría oculta a mi entendimiento. En muchas ocasiones intente no ir, buscar alternativas, situaciones, tratar de no escuchar su voz induciéndome a regresar, todo por no dejarme arrastrar por su magia, por su encanto, por su fuerza, ganando en algunas ocaciones la batalla pero perdiendo al final la guerra, regresando como al principio, sumergiendome en sus sombras que reclaman mi alma una vez que llegue el final para ser sellada, atrapado en un largo abismo sin fondo, en un laberinto interminable. Pese a todo no puedo alejarme, su poder me llama, me encierra, me cautiva, incitandome a querer mas. Sí, no tiene sentido luchar contra sus deseos ocultos, porque nada se puede hacer una vez que has sido atrapado por la magia del "Sello de Oricalcos".

miércoles, 11 de marzo de 2009

CULPABLE POR UNA SIMPLE PREGUNTA



Nunca me hubiera imaginado que después de varios días seguidos la culpabilidad pudiera convertirse en algo eterno, sin fin. Pero lo cierto es que la última vez que hablamos note un tono de culpa tan grande en su voz que hasta a mí me hizo sentir culpable, tan solo por lo culpable que yo sabia que se había sentido en ese momento. Inocente e ingenuo(aunque ni yo mismo a veces me lo creo)como he sido en toda mi corta vida, decidí darle una sorpresa y llamar a su teléfono móvil el sábado pasado como a las 10 de la noche. Y creanme, realmente se sorprendió mucho al escucharme. Hasta el grado de que la voz le salia a medias, entre cortada y con un tono grave y a la vez agudo, como cuando soplas un globo y empiezas a soltar el aire de golpe, como cuando pones una emisora de AM. Es mas, llegue a pensar que su falta de animo para hablar y ejecutar las palabras se debía a una parálisis bucal interna(no crean que soy tan dramatico, esto le paso a un amigo una vez). Por un momento me asuste, debido a que ya han transcurrido dos años y medio desde que nos conocimos y empezamos a salir juntos y nunca había notado que era una persona ligeramente gaga. Entre aire, globos, tonos graves y agudos, radios y emisora, lo cierto es que, aun no he podido entender el motivo por el cual reacciono de esa manera, si lo único que hice fue hacerle una pregunta, simple y sin ninguna mala intención. Por su tono, note que se encontraba en un estado de nerviosismo, el cual no quise discutir por teléfono. Es verdad, no recuerdo ningún gesto de presión en mi interrogante, aunque aprecio muchísimo su buena disposición al tratar de contestarme. En fin, debo admitir que no se exactamente lo que me dijo, porque emitía unos sonidos raros, algo así como monosílabos unidos por diminutas rayas fonéticas gramaticales que sonaban como “Din-vi-di-a”. No es que halla hecho un curso de lenguajes para descifrar códigos y sonetos extraños, pero me pareció que en su intento por contestar mi pregunta, quiso decir “donde mi tía”. Pero todavía no entiendo a que tía se refería, porque, aunque no se lo dije por teléfono, era precisamente ahí donde estaba en el momento en que le hice la llamada. Me imagino que al día siguiente, su amable y atenta tía le dijo que yo había pasado por su casa en una visita fugaz, y me imagino también que debido a eso es que no me ha llamado aun, simplemente porque se me ocurrió preguntar, sutil y cariñosamente: “¿Dónde estas?”.

lunes, 9 de marzo de 2009

Y ENTONCES LE DI MI PERDON


No soy de esos chicos rencorosos que se llevan a la tumba las cosas desagradables de viejas relaciones del pasado. Pero hay ciertos momentos amargos que difícilmente se puedes olvidar, y mucho menos perdonar. Yo, al igual que le puede pasar a cualquier otro chico de mi edad, me entusiasme, no lo voy a negar. Y lo cierto es que, aunque a estas alturas de mi vida no puedo decir que me arrepiento, reconozco que pude al menos haberme evitado algunos malos momentos, que en el fondo de mi corazón sabía que viviría después del rompimiento. Es que pese a que esa persona posee maravillosas cualidades como ser humano, en lo que respecta a su rol de pareja no puedo decir exactamente lo mismo. Es una persona sencilla, solidaria y con un gran sentido del humor, pero.... No es fiel y exige fidelidad; no respeta la libertad de su compañero, pero defiende la suya contra viento y marea, y suele ser una persona egocéntrica, altanera y eventualmente boca dura. En conclusión, no es alguien a quien yo recomendaría como la pareja ideal a mi peor enemigo. Eso explica el que ni siquiera haya quedado en mi memoria como la relación que quisiera repetir en vidas posteriores. Luego de unos meses de tormentosa pero divertida relación sentimental, llego el final, con todo lo que implican los finales (llanto, ira, pataleos, reencuentro y olvido). El olvido, aunque se parece mucho al perdón, no lo es. Y por eso me tomo tiempo perdonar de manera hipócrita (porque hay cosas que aun no he olvidado) algunas cosas. Fue entonces cuando, en nombre de esa amistad, retomamos la confianza que nos teníamos y empezamos a compartir las experiencias de otras vivencias amatorias. Yo le conté lo bien que la he pasado en estos dos años y medio con mi última pareja. Sin embargo me contó lo feliz que se sentía con su más reciente conquista, y ambos fuimos felices con la felicidad del otro. Pero también allí llego el final: “Ya no puedo más”, me dijo ayer después de llamarme a mi celular con su número desconocido. Al escuchar su voz me pareció que estaba llorado, a través del celular. “Ya no puedo mas, no se que hacer, es que salir con él es como salir conmigo a la vez”, me dijo. “¡Dios mío, qué terrible!”, dije yo. Sentí como la respiración se me corto de repente. Sentí como se me formaron cuatro nudos en la garganta, sin tomar en consideración que me empezaron a sudar las manos. Mientras escuchaba todas las razones que justificaban su tormento y desdicha se me salio una lágrima. Fue entonces cuando finalmente me dispuse a dar mi perdón sincero.